Muchas familias prefirieron recurrir a las redes sociales en lugar de hacer denuncias policiales; esto impide cuantificar la cantidad de fans de Solari que desde hace cuatro días tienen paradero incierto.

Desde hace cuatro días la familia de Daniel Almada, un chofer de colectivos de 26 años, oriundo de la capital cordobesa, lo busca por las redes sociales. Leticia Rivas, su prima, contó que el joven viajó en auto hasta Olavarría con amigos y apenas ingresó en el predio La Colmena se perdió del grupo.

“Como nos movilizamos muchísimo por redes sociales, alguien que lo había ayudado lo reconoció y nos contó que lo llevó en auto hasta Campana. Vestía una remera, estaba en calzoncillos y descalzo porque le robaron absolutamente todo dentro del recital: celular, documentos, ropa y calzado. El hombre que nos contactó le dio un pantalón, ojotas y algo de dinero para que pudiera regresar a Córdoba”, detalló la prima.

Sin embargo, Daniel Almada no aparece. “Llamamos a la terminal de Campana y nos dijeron que nadie puede abordar micros sin documentos, lo que nos hace presumir que quizás esté viajando a dedo o que regresó a Olavarría”, se angustió Rivas.

A cuatro días del trágico recital del Indio Solari que terminó con dos muertos, varios heridos, desmanes, detenidos y cientos de rezagados, el Ministerio de Seguridad bonaerense todavía no ha logrado precisar cuál es el número real de personas extraviadas, cuyas identidades se vienen difundiendo desde hace días a través de las redes sociales.

Esa incertidumbre, a pesar del amplio rastrillaje que desde anteayer encabezan unos 500 efectivos de la policía bonaerense en la zona aledaña al predio de La Colmena, en Olavarría, obedece a la ausencia de denuncias policiales, capaces de cuantificar con rigor el número de personas extraviadas y su origen.

Por eso, ayer el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, a cargo del operativo de búsqueda de personas, insistía en que se formularan las denuncias correspondientes para los casos de gente que continúa siendo buscada.

El amplio operativo de rastrillaje, que abarcó a varios municipios vecinos a Olavarría, desplegó más de 100 patrulleros, dos helicópteros, buzos tácticos y hasta cuatro perros adiestrados para detectar eventuales restos biológicos. Se sumaron, además, refuerzos de efectivos de la Gendarmería, de la Policía Federal y de bomberos de la zona.

Hasta anoche esos equipos policiales habían logrado identificar a seis de las siete personas denunciadas en dependencias policiales por sus familiares como extraviadas después del recital de Solari.

Según esa magra lista oficial, aún resta conocer el paradero de Jesús Juárez, de 40 años, oriundo de Virrey del Pino, partido de La Matanza. Su familia denunció que había perdido todo contacto con él luego del desbordado show de Solari en el predio La Colmena.

“La cadena de solidaridad en las redes sociales para aportar datos de personas extraviadas fue algo increíble y, en ese sentido, hay que destacar la labor del periodista del diario Crónica, Facundo Pedrini, quien confeccionó las listas y las iba actualizando por Twitter”, contó ayer Juan Carr, de Red Solidaria.

Sin embargo, al menos otras 20 familias de diversas partes del país continuaban buscando desesperadamente anoche a sus parientes por múltiples vías y mediante las redes sociales. La página de Facebook “Recital Indio Solari-Dónde estás?”, creada para centralizar los pedidos de búsqueda e información, consignaba un total de 21 personas con paradero desconocido.

La Red Solidaria, en tanto, difundió ayer la identidad de otros cuatro jóvenes buscados por sus familiares. Ellos son Arabella Ulloa, de Río Grande; Juan Manuel Díaz, de 24 años, de Ramos Mejía; Rocío Seijas, 16 años, y Joaquín Luengo.

Fuentes del Ministerio de Seguridad provincial indicaron que mientras los helicópteros buscaban a los jóvenes que estaban caminando por las rutas o campos cercanos, el rastrillaje se extendió ayer a otros municipios vecinos. Así se logró ubicar a unas 40 personas que estaban extraviadas, sin dinero o medios para regresar a sus hogares.

“Esa gente que deambulaba por las rutas en Olavarría ya se encuentra de regreso o en viaje hacia sus hogares”, señalaron fuentes del operativo, sin demasiadas precisiones.

El jefe distrital de Olavarría, Mario Bustos, afirmó que solamente unas 20 personas permanecen en esa ciudad y que la situación estaría totalmente regularizada, sin rezagados, para mañana. Bustos deslizó que durante el operativo encontraron muchos objetos perdidos y documentos, pero no hallaron personas lastimadas o desorientadas.

Fuente: La Nación