Un grupo de científicos lanzó un estudio que analiza la manera en la que diferentes especies de animales fueron desapareciendo con el correr de los siglos. Su conclusión, es contundente. Advirtieron que la Tierra podría avanzar a una sexta extinción masiva de vertebrados y que no hay demasiado tiempo para solucionar la cuestión: solo 30 años.

El estudio publicado por biólogos de México y Estados Unidos en la revista científica Proceedings of the National Academy of Sciences sostiene que hubo un declive mundial en la población de animales por la relación que hay con los entornos naturales: desde el siglo XVI desaparecieron 322 especies de vertebrados, a razón de dos especies por año.

“Las extinciones poblacionales de animales son hoy cada vez más frecuentes y son el preludio a la extinción de especies enteras. El sexto episodio de extinción masiva en la Tierra está más avanzado de lo que la mayoría supone”, alertaron los científicos Gerardo Ceballos, de la Universidad Autónoma de México, y Paul Ehrlichb y Rodolfo Dirzob, de la Universidad de Stanford, en el estudio titulado “Aniquilación biológica en la sexta extinción masiva a través de la pérdida de población de vertebrados”.

 

Los biólogos ubicaron geográficamente a la mitad de las especies vertebradas terrestres conocidas -más de 27.600 especies de pájaros, anfibios, mamíferos y reptiles- y analizaron la baja de las poblaciones de 177 mamíferos estudiados en profundidad entre 1990 y 2015. Los resultados mostraron que en un 30% de las especies de vertebrados estudiadas se ven reducidas sus poblaciones. Esta disminución afecta de igual manera a la diversidad biológica de sus respectivos hábitats.

Por otra parte, de las 177 especies de mamíferos estudiadas, todos perdieron el 30% de su hábitat y otro 40% vio como se reducía y fragmentaba su ambiente hasta en un 80%. “La disminución masiva en las familias y especies de animales se debe principalmente a la pérdida y fragmentación de su hábitat, la caza, el comercio, la sobreexplotación del territorio y la aparición de especies invasoras”, detalló el escrito.

Los expertos señalaron que las regiones más afectadas por la perdida de especies son las áreas tropicales y templadas. Los grandes mamíferos del Sudeste Asiático son los animales que perdieron el mayor porcentaje de territorio habitable, algo que los convirtió en uno de los grupos más vulnerables a corto plazo. “Tenemos una breve ventana de tiempo para actuar, aunque se está cerrando rápidamente, la sexta extinción masiva de la historia está aquí y el tiempo para revertirla con acciones efectivas es muy corto, probablemente de dos o tres décadas”, concluyó Ceballos en la investigación.