En YouTube circulan cientos de versiones de Peppa Pig, Dora la exploradora y otros videos infantiles en versiones hots y sangrientas. Los recaudos que hay que tomar.

Reputiel. Pocachotas. Dora la seductora. Pepa la cerda y el poni violador. Estos son los nombres de las parodias de famosos dibujitos animados que inundan YouTube, al alcance de cualquier chico, y en las que las tramas pierden todo tipo de inocencia e involucran alusiones a las drogas, el sexo, la violencia y el cigarrillo o muestran escenas sangrientas o sádicas. Si bien la mayoría avisa en el título que se trata de una parodia y que el contenido es para mayores de 18, el material es de libre acceso y aparece como opciones fáciles de encontrar cuando los chicos están viendo los originales.

pepa pigg faso

Hasta un artículo en la BBC alerta sobre esta situación que comienza a preocupar a los padres, por lo sencillo que es confundir un video original con uno falso. La periodista Laura June se alarmó cuando vio a su hija de tres años mirando un video de Peppa Pig en Internet. En las imágenes, la famosa cerdita “gritaba y lloraba mucho y había un dentista algo sádico, nada que ver con lo que recomendarían ver una niña de tres años”, contó June a la BBC. “Pero la animación se parece lo suficiente a Peppa Pig como para que mi hija piense que es ella”.

En un capítulo de Dora la seductora -parodia de Dora la exploradora-, la niña visita junto a su amigo el mono Botas una tabaquería y un prostíbulo, entre otros lugares no recomendables para chicos. En un fragmento de la película Frozen, Elsa y su hermana Anna se ven envueltas en escenas de connotación sexual.

Cómo evitar que los chicos vean estos videos

Los videos se replican por cientos, tanto en inglés como en español y tienen millones de visitas. Como muchos de estos videos no se pueden levantar sin coartar la libertad de expresión, lo mejor es tomar recaudos para que los niños no puedan acceder fácil a ellos. ¿Cómo hacerlo?

Desde Google dijeron a TN.com.ar que es recomendable que los chicos usen Youtube Kids -la app está disponible de manera gratuita para IOS y Android-, que los padres sigan los consejos del centro de seguridad de Youtube y para el contenido de internet en general revisen el Centro de Seguridad para las Familias de Google (en el que recomiendan, por ejemplo, usar la tecnología en familia o hablar con los chicos sobre la seguridad en Internet). “Tratamos de mejorar la experiencia en YouTube de todos nuestros usuarios y eso incluye asegurar que nuestra plataforma permanezca como un lugar abierto para la libre expresión y la comunicación. Lo que ofende a una persona, puede ser visto de manera diferente por otra”.

Fuente: TN