Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Lo llaman “Plan alarma”. Se implementa desde 2015 en los barrios Aldana, La Rozada, Seminario y Bañado Norte. Desde esta semana lo adoptan en el San Martín, y en el barrio Nuevo planean seguir el mismo camino. Agregan a familias, comisarios y funcionarios.

“No hay día que en el ba­rrio no ha­ya un ro­bo”, sen­ten­cia Ro­ge­lio, ve­ci­no del ba­rrio San Mar­tín. Él al igual que otros de la zo­na des­de ha­ce dos me­ses es­tán bus­can­do al­ter­na­ti­vas y so­li­ci­tan­do ayu­da pa­ra po­ner­le un fre­no a la de­lin­cuen­cia. Ase­gu­ran que los ro­bos más fre­cuen­tes son los de ce­lu­la­res y car­te­ras, y que en la ma­yo­ría de las opor­tu­ni­da­des son ejer­ci­dos por per­so­nas que se tras­la­dan en mo­tos. La si­tua­ción no es muy dis­tin­ta en otras par­tes de la ciu­dad co­mo el ba­rrio Al­da­na, La Ro­za­da o ba­rrio Nue­vo, en la que los ciu­da­da­nos lle­van tiem­po reu­nién­do­se y ges­tio­nan­do an­te au­to­ri­da­des más me­di­das de pro­tec­ción.

Fren­te la in­su­fi­cien­te res­pues­ta des­de los es­ta­men­tos es­ta­ta­les, la pro­tec­ción en­tre los pro­pios ve­ci­nos se ha vuel­to mo­ne­da co­rrien­te. En los úl­ti­mos dos años, por el cre­ci­mien­to ex­po­nen­cial de ca­sos de in­se­gu­ri­dad, se vol­vió ten­den­cia la cre­a­ción de gru­pos de What­sapp en las que las fa­mi­lias de los dis­tin­tos ba­rrios co­mu­ni­can cuan­do su­fren al­gún ro­bo o cuan­do ven al­gún mo­vi­mien­to ex­tra­ño en al­gu­na ca­sa. Lo lla­man “Plan alar­ma” y en gru­pos tam­bién in­clu­yen a co­mi­sa­rios y fun­cio­na­rios del Mi­nis­te­rio de Se­gu­ri­dad de la Pro­vin­cia. “Si al­gu­no su­fre al­gún ro­bo o sa­be de al­guien que le pa­só, in­me­dia­ta­men­te lo pu­bli­ca y ahí se en­te­ra el Co­mi­sa­rio y has­ta el mis­mo sub­se­cre­ta­rio de Se­gu­ri­dad Ciu­da­da­na de la Pro­vin­cia”, co­men­ta a épo­ca An­dre­a, una de las ve­ci­nas del Al­da­na. “Co­men­za­mos con es­ta ini­cia­ti­va des­de los ba­rrios Al­da­na, Se­mi­na­rio, Ba­ña­do Nor­te y La Ro­za­da, pe­ro nos di­vi­di­mos en dos gru­pos se­gún nos co­rres­pon­da la Co­mi­sa­ría Nº4 o Nº6”, ex­pli­ca la mu­jer.

Tras un Fo­ro de Se­gu­ri­dad Ve­ci­nal que se re­a­li­zó es­ta se­ma­na en el ba­rrio San Mar­tín, Ro­ge­lio, uno de los ve­ci­nos de la zo­na co­men­ta: “Es­tos es­pa­cios son bue­nos por­que nos unen y nos pro­te­ge­mos. Sur­gie­ron va­rias pro­pues­tas. Al­gu­nas tie­nen que ver con ha­cer pe­di­dos an­te au­to­ri­da­des y otras más con nues­tro pro­pio cui­da­do, en­ten­de­mos que to­dos nos te­ne­mos que com­pro­me­ter con la cau­sa”. En es­te sen­ti­do, ex­pli­có que una de las me­di­das es la de ge­ne­rar una vía de co­mu­ni­ca­ción en­tre los ha­bi­tan­tes de la zo­na.

Se­gun­do Fo­ro de Se­gu­ri­dad Ve­ci­nal

Es­ta se­ma­na se re­a­li­zó el se­gun­do Fo­ro de Se­gu­ri­dad Ve­ci­nal en el ba­rrio San Mar­tín, del cual par­ti­ci­pa­ron ha­bi­tan­tes de la zo­na co­mo tam­bién el sub­se­cre­ta­rio de Se­gu­ri­dad de la Mu­ni­ci­pa­li­dad de Re­sis­ten­cia, Ro­ber­to Gron­da. La pro­pues­ta de ge­ne­rar es­te es­pa­cio fue del con­ce­jal ca­pi­ta­li­no Agus­tín Pa­yes.

Quie­nes vi­ven en el ba­rrio San Mar­tín apro­ve­cha­ron el es­pa­cio de de­ba­te pa­ra re­sal­tar que los he­chos de­lic­ti­vos cre­cie­ron ex­po­nen­cial­men­te en los úl­ti­mos me­ses y re­sal­ta­ron la ne­ce­si­dad de se­guir abrien­do es­pa­cios de de­ba­te con es­ta te­má­ti­ca que com­pe­te a to­dos. “No ve­ni­mos a ocu­par el lu­gar de nin­gu­na ins­ti­tu­ción gu­ber­na­men­tal, nues­tro ob­je­ti­vo es dar­les he­rra­mien­tas y apor­tar en pe­que­ñas co­sas pa­ra que pue­dan us­te­des em­po­de­rar­se co­mo ve­ci­nos y ha­cer que el ba­rrio vuel­va a ser se­gu­ro”, sos­tu­vo el edil.

Los arre­ba­tos en­ca­be­zan la lis­ta de de­li­tos que se dan en el lu­gar y co­mo pri­me­ra me­di­da los ve­ci­nos se com­pro­me­tie­ron en de­li­mi­tar la zo­na más pe­li­gro­sa, “u­na me­di­da pre­ven­ti­va pue­de ser ge­ne­rar un sen­de­ro se­gu­ro, pa­ra eso de­be­mos sa­ber con­tar con in­for­ma­ción”, ins­tó el sub­se­cre­ta­rio de Se­gu­ri­dad de la Mu­ni­ci­pa­li­dad de Re­sis­ten­cia, Ro­ber­to Gron­da, quien acom­pa­ñó la char­la.

En ese sen­ti­do, los ve­ci­nos des­ta­ca­ron que en las pró­xi­mas se­ma­nas se de­di­ca­rán a ca­mi­nar por las ca­lles del ba­rrio pa­ra dia­lo­gar con quie­nes allí vi­ven in­vi­tar­los a su­mar­se al Fo­ro y ade­más pa­ra de­tec­tar los “pun­tos ca­lien­tes”, en cuan­to al de­li­to.

“Sin el es­fuer­zo y el in­te­rés de los ve­ci­nos del ba­rrio va a ser di­fí­cil ver los re­sul­ta­dos, pe­ro tie­nen que sa­ber que no van a es­tar so­los, el lu­nes es­tu­ve reu­ni­do con el ar­zo­bis­po mon­se­ñor An­drés Sta­nov­nik y le co­men­té de es­te tra­ba­jo que ini­cia­mos aquí, nos tras­mi­tió que de­be­mos se­guir tra­ba­jan­do en el for­ta­le­ci­mien­to de los la­zos ve­ci­na­les y aquí es­ta­mos”, re­mar­có Pa­yes.

Plan alarma

El ase­si­na­to de “Ma­xi” Aqui­no fue un fac­tor de­sen­ca­de­nan­te pa­ra los ve­ci­nos del ba­rrio Al­da­na. Es así que des­de agos­to de 2015 ini­cia­ron una se­rie de reu­nio­nes y ges­tio­nes an­te au­to­ri­da­des pa­ra so­li­ci­tar más me­di­das que pre­ven­gan los ac­tos de­lic­ti­vos.
Des­de ese mo­men­to co­men­za­ron con la cre­a­ción del pri­mer gru­po ve­ci­nal de What­sapp en el mar­co de un “Plan alar­ma”.

“Puntos calientes”

Tras el fo­ro de se­gu­ri­dad, los ve­ci­nos des­ta­ca­ron que en las pró­xi­mas se­ma­nas se de­di­ca­rán a ca­mi­nar por las ca­lles del ba­rrio pa­ra dia­lo­gar con quie­nes allí vi­ven e in­vi­tar­los a su­mar­se al Fo­ro y ade­más pa­ra de­tec­tar los “pun­tos ca­lien­tes”, en cuan­to al de­li­to. Pa­ra­das de co­lec­ti­vos, la zo­na del hos­pi­tal Vi­dal y ca­lle Ex Ví­a, son al­gu­nos de los si­tios se­ña­la­dos.

Propuestas para el 2017

El fo­ro ve­ci­nal de se­gu­ri­dad del ba­rrio Al­da­na es­te fin de se­ma­na ha­rá su cie­rre de año. En él no só­lo ha­rán un ba­lan­ce de las ta­re­as ges­tio­na­das a lo lar­go de to­do el 2016, si­no que tam­bién se pon­drán en co­mún al­gu­nas pro­pues­tas pa­ra el 2017.

En diá­lo­go con épo­ca, An­dre­a, una de las ve­ci­nas que co­or­di­na las ac­cio­nes de es­te gru­po ve­ci­nal men­cio­nó: “La idea es po­ner en co­mún to­do lo que hi­ci­mos a la vez que tam­bién ti­rar ide­as pa­ra el año que vie­ne”. Ase­gu­ró que uno de los ejes pa­ra tra­ba­jar el pró­xi­mo año es el de apos­tar a la edu­ca­ción en sec­to­res vul­ne­ra­bles: “Qui­zás a pri­me­ra vis­ta no pa­rez­ca una for­ma de pro­te­ger­nos con­tra la in­se­gu­ri­dad, pe­ro si mu­chos lo re­pe­ti­mos en nues­tros ba­rrios a lo lar­go del tiem­po pue­de ayu­dar”, sos­tu­vo la mu­jer.

Fuente: época