Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

La autora del proyecto, Sonia López, recordó los objetivos de una normativa que buscaba contener a las víctimas de la agresión machista. En el marco de una fecha internacional, denunció la falta de presupuesto que se otorga a las políticas de género y pidió debate legislativo.

El 26 de noviembre del año 2014 en la sesión ordinaria de la Cámara de Diputados de Corrientes, el proyecto de Ley que declara la Emergencia Pública por Violencia de Género obtuvo media sanción y fue girado al Senado donde al día siguiente se lo trató sobre tablas y fue aprobado por unanimidad.

violencia-de-genero-numero

La iniciativa la presentó la ex diputada Sonia López quien dialogó con El Litoral y denunció la falta de presupuesto otorgado a políticas de género y, habla de una “decepción para el gobierno”.

“La Ley de Emergencia por Violencia de Género como tal cae. Si no hubo propuestas en las cámaras legislativas para prorrogar, la ley cae. No se hizo nada luego de su aprobación. No hay voluntad política y necesitamos que el Estado provincial y municipal dé respuestas. En Corrientes también hubo femicidios, la provincia no escapa a la realidad nacional y la cantidad de víctimas en la provincia es una respuesta a que en Corrientes sí hay mujeres que están padeciendo este flagelo”, dijo a El Litoral la ex legisladora.

Cabe recordar que esta aprobación en el año 2014, permitió la “declaración de emergencia por el término de dos años” y la misma pretendía “el efectivo cumplimiento de la Ley Nacional 26.485 de: Protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales, a la cual adhirió la provincia”.

“En el proyecto se incluyeron normativas, lo que se trató de hacer con la iniciativa es poner una base en cuanto a la violencia de género. En su momento se había aprobado la habilitación de una línea para que la víctima pueda comunicarse pero nunca se puso en marcha, ¿cuánto costará a la Provincia contratar a cinco personas que atiendan un teléfono y sean intermediarias con la Policía?”, cuestionó López.

La autora del proyecto, en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer que se conmemora hoy, remarcó que “la ley cae por la falta de respuestas del Poder Ejecutivo que la tiró al tacho de basura”. “Las mujeres deben dejar de ser fuerza de apoyo para convertirse en mujeres que se comprometan por sus derechos”, dijo en referencia a una cena que organizó el gobierno provincial.

“La ley de Emergencia es una decepción muy grande para este gobierno. Tuvo apoyo de organismos y estuvo presente en su momento el Consejo de la Mujer. Nuestro pedido principal en cuanto a esta normativa era que otorguen recursos pero, jamás destinaron presupuesto. Muchos politizaron esta temática. Al Ejecutivo no le importa la vida de las mujeres, no es su prioridad. Espero que esto sea parte del debate de los legisladores porque es una deuda que tienen pendiente con toda la sociedad”, sostuvo la ex diputada a El Litoral.

Esta ley implicaba que el Ejecutivo provincial destine presupuesto por ejemplo para disponer de recursos humanos como psicólogos y abogados que asistan a las víctimas de violencia machista. A su vez, si bien desde autoridades ministeriales sostienen que el protocolo de actuación policial se aplica en Corrientes, la ex legisladora en coincidencia con organizaciones de género, asegura que “en algunas comisarías de la provincia aún no toman la denuncia de la mujer golpeada, tampoco hay psicólogos que puedan apoyarlas en este momento crítico”.

Por otra parte, habló de la aprobación de la Ley sobre Parto Humanizado y sostuvo que tampoco se aplica este derecho de la mujer en centros de salud locales. “Por ejemplo, en el Hospital Vidal tenés un cartel en la Maternidad que dice: Tenga paciencia no hay médicos. Además en el interior las mujeres cuentan con pocas ambulancias para el traslado ante cualquier urgencia a la Capital. Estamos hablando de un colapso en la salud que produce violencia obstétrica”, comentó.

A su vez, no dejó de remarcar la importancia que tiene contar con “una Justicia que tenga perspectiva de género y no jueces machistas” para lograr que femicidas como Adrián Sosa García, asesino de Sandra Silguero, estén detenidos.

En Corrientes, en lo que va del 2016 hubo siete femicidios, misma cifra que el año pasado. Esta información fue brindada por la Casa del Encuentro. En el país asesinaron a 230 mujeres.

Fuente: El Litoral