La idea fue de dos publicistas españoles. El sitio ya tiene usuarios en España, Argentina, Uruguay y México.

“Todos conocemos el insomnio: el cuerpo quiere dormir, pero la mente todavía está despierta y activa. ¿Cómo hacer que la cabeza pare?”. Así presentan al experimento web “Napflix” (un juego de palabras entre “nap”, siesta en inglés, y el popular sitio Netflix) sus creadores, que el lunes lanzaron esta plataforma gratuita de videos on line donde se encuentra “la más silenciosa selección de contenidos para relajar el cerebro y facilitar el sueño”.

“Llevar la siesta a otro nivel” es el objetivo de esta página que ya ofrece unos 70 videos tomados de Youtube para poder dormir.

Las opciones que los insomnes pueden elegir incluyen una versión de la ópera Aída, el primer plano de los granos de arena azul de un reloj cayendo de un lado a otro, los desafíos del personaje de videojuegos Mario Bross por Dinosauriolandia, los giros infinitos de seis pollos rostizándose o una clase universitaria sobre la vida y obra de Karl Marx. El sitio ya tiene usuarios en España, Uruguay, México y Argentina, y también llegó a Rusia y Holanda.

Detrás de la idea están Víctor de Tena (31) y Francesc Bonet (41), dos publicistas españoles que convirtieron su sensación de aburrimiento durante un partido de fútbol sin goles en Napflix.

“Tiene que ser una escena monótona, no repetida. La razón principal es tener la sensación de que estás viendo algo que, a pesar de ser lo mismo, puede que no lo sea. Es esa sensación que no requiere de concentración y que podría llamarse aburrimiento entretenido. Te puedes dormir y cuando te despiertas, puedes seguir el hilo”, explicó De Tena a eldiario.es.

Y agregó: “Tiene que ser ese tipo de cosas que recuerdan nuestra infancia, esas clases de instituto de después de comer, esas series de televisión de sobremesa que sabes que empiezan igual, que continúan igual”.

Como en Netflix, los contenidos están divididos en categorías: deportes, documentales, música, videojuegos, relax, cine, religión, publicidad, entre otras. Sus impulsores aseguraron que no es parte de una campaña publicitaria, sino que está más cerca de un “experimento social”.

En Argentina, uno de los países donde la web ya se viralizó, el servicio puede resultar clave: los expertos aseguran que casi un 40% de la población sufre trastornos del sueño.

Las imágenes para dormir se siguen sucediendo: una función del Lago de los cisnes, una clase de física cuántica o un documental sobre la vida de los koalas son las nuevas alternativas para dejar de contar ovejitas.

Fuente: Clarin