Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Tras la largada simbólica que se realizó ayer en Asunción y de la que formaron parte 318 vehículos, el Rally Dakar 2017 emprenderá hoy su primera etapa y por la noche tendrá su vivac en el autódromo Santiago Yaco Guarnieri de Resistencia. Serán 9000 kilómetros a recorrer y en esta ocasión pasará por Paraguay, Argentina y Asunción. La jornada incluye 454 kilómetros totales, de los cuales 39 serán de velocidad pura y llevará a los pilotos por terrenos tropicales.

Se terminó la espera y hoy comenzará el rugir de los motores del Dakar, que unirá los países de Paraguay, Argentina y Bolivia y que en esta edición pisará por primera vez en la historia suelo chaqueño.

En total serán 318 los vehículos que estarán en competencia, entre ellos 144 motos, 37 cuatriciclos, 87 coches (ocho son de la debutante categoría UTV de vehículos livianos de menos de 1050 cm3) y 50 camiones. 41 son argentinos y entre ellos se encuentran los representantes del nordeste Juan Manual Silva, Carlos Salom, Carlos Verza y Lucas Innocente.

Salom lo hará a bordo de su VW Amarok Diesel y Silva participará con el prototipo Colcar Mercedes. En tanto Verza será parte con el Quats Yamaha Raptor 900 4 x 2. Innocente, en su tercera participación, lo hará en su nuevo cuatriciclo Can-Am, presentado en diciembre.

La primera etapa saldrá desde Asunción y terminará en Resistencia, previo paso por Formosa, ambas debutantes en el Dakar, que incluye a 13 provincias argentinas.

Luego el Dakar se encaminará hacia el norte argentino, cruzará a Bolivia, donde permanecerá seis días hasta llegar a La Paz, sitio de la jornada de descanso, para luego comenzar a bajar hacia el sur, regresar a nuestro país y terminar a los pies de la sede central del Automóvil Club Argentino, sobre la Avenida del Libertador, tras casi 9.000 kilómetros de recorrido y dos semanas de competencia.

Este será el segundo año en la historia del Dakar en la que los grandes desiertos, como los de Mauritania y Teneré, que lo vieron nacer en Arica, o el de Atacama y Perú, sus descendientes sudamericanos, estarán ausentes en el recorrido.

Desde que la competencia desembarcó en Sudamérica en 2009, obligado a dejar África por las amenazas del grupo extremista Al Qaeda, fueron cinco los países anfitriones: Argentina, Chile, Perú, Bolivia y ahora Paraguay, aunque sólo el nuestro lo recibió en todas las ediciones.

La dificultad esta vez estará puesta en el aspecto físico y en la concentración que demandarán correr y vivir seis días en la altura de Bolivia, además de los abruptos cambios de temperatura y de terreno, aspectos que lo convierten un rally mucho más físico que técnico. Es que las etapas bolivianas, además de ser muy largas, se correrán a una altura de entre 3.600 y 4.200 metros, lo que supondrá un mix de dificultades extremas.

“Pasamos de una largada con clima tropical, a la altura de Bolivia donde el frío es extremo y llueve, para luego volver a pasar por el desierto y otra vez al calor extremo. Esta combinación hacen que este Dakar sea complejo e intenso”, dijo el francés Etienne Lavigne, director general del rally.

En las dos semanas de competencia no faltarán las etapas maratón, aquellas en la que los competidores duermen en un campamento alejado de sus equipos y mecánicos por lo que deben cuidar al máximo sus máquinas. Otras en las que el GPS se anule totalmente; y la Súper Belén, en la que los pilotos largarán de a tandas de 10 y supondrá el filtro de la segunda parte.

Entre los 41 argentinos que tomarán parte de esta edición, 11 de ellos lo harán en moto, 14 en cuatriciclo, 15 en coches y uno camión.

El mendocino Orly Terranova (MINI), con un quinto puesto como mejor resultado en un Dakar, y el cordobés Federico Villagra, con un camión Iveco del De Rooy Team, prometen ser grandes animadores del rally e incluso podrían terminar en el podio.

Si bien la participación argentina no es mala este año, ya que llega al 11 por ciento, la nómina de los compatriotas sufrió notables bajas como la de los hermanos Marcos y Alejandro Patronelli, 1 y 2 de la categoría quad, además del abandono en las últimas semanas del salteño Kevin Benavides, quien era un firme candidato para llevarse el Dakar en motos, pero una fractura en los últimos días de entrenamiento lo dejó afuera.

Stpephane Peterhansel (Peugeot), actual campeón en coches y 12 veces ganador del rally, Carlos Sainz (Peugeot); Sebastien Loeb (Peugeot); Nasser Al Attiyah ahora con Toyota; Toby Price (KTM); el chileno Pablo Quintanilla (Husqvarna) y Joan Barreda (Honda) serán algunos de los grandes animadores y candidatos del Dakar 2017 aunque ello quedará develado recién el 14 de enero en Buenos Aires cuando crucen la meta.

Fuente: Norte