Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Cuando la policía de Stockton en California, publicó la imagen del reo en su página de Facebook, la misma se volvió viral rápidamente.

Jeremy Meeks, quien se hizo conocido como el “preso más guapo del mundo”, cumplió su condena en marzo de 2016 y en el mes de junio, del mismo año, comenzó a trabajar con una agencia de modelos. Desde entonces, todo ha ido viento en popa para el ex presidiario.

el-preso-mas-lindo

La fama de Meeks se debe básicamente, a la fotografía que le fue tomada para su ficha policial, cuando fue aprehendido en junio de 2014 por posesión ilegal de armas y ser miembro de pandillas criminales.

expreso-modelo-3

La policía de Stockton, California, publicó la imagen del reo en su página de Facebook, causando sensación en la red social por sus ojos azules, su piel canela, sus labios gruesos y facciones bien marcadas.

Fue entonces cuando Jeremy comenzó a recibir ofertas de trabajo como modelo incluso mientras se encontraba tras las rejas y al salir ya tenía un manager.

expreso-modelo-1

A través de las redes sociales, Meeks nos muestra cómo es su vida ahora que recobró la libertad y trabaja como modelo de reconocidas marcas. Él continua felizmente casado y de hecho, poco antes del Año Nuevo cumplió ocho años de matrimonio con Melissa, su mujer. Junto a ella y sus hijos viven en una mansión y llevan una vida de lujos.

Esta nueva vida le sonríe a Jeremy y parece que todo va bien ahora. Así lo demuestra en las fotografías que publica en su cuenta en Instagram. Imágenes en las que se muestra junto a su nuevo Maserati, por ejemplo.

expreso-modelo-4

En otra de las fotografías, Meeks posa frente a su mansión, con la leyenda “Dios es bueno”. El ex preso publica frecuentemente imágenes junto a sus hijos, en especial con el menor de 7 años a quien llama “mini me” (“pequeño yo”).

Fuente: mundotkm