Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

¿Para un artista hay algo peor que meter la pata frente a cientos de miles de personas y de millones de telespectadores? Sí, que el suceso se convierta en trending topic en las redes sociales y termine dándole la vuelta al mundo.

Esa es la pesadilla con la que inició 2017 la cantante estadounidense Mariah Carey, tras sufrir problemas en su presentación durante la fiesta de fin de año más concurrida de Nueva York, en la plaza de Times Square, donde un millón de personas acudieron a celebrar la llegada del año nuevo.

Carey, una artista consagrada que ha conseguido 5 premios Grammy y 34 nominaciones a ese galardón a lo largo de su carrera, aparentemente sufrió por fallas en el sistema de sonido y terminó abandonando el escenario.

Durante la ejecución de “Emotions”, uno de sus temas más populares, la cantante comenzó a quejarse de que no podía escuchar y daba la impresión de que tenía problemas con sus audífonos.

Ella intentó hacerle frente a la situación diciendo que había una falla de sonido y poniendo al público a cantar.

En algún momento del espectáculo la cantante alejó el micrófono de su boca y dejó de cantar, pese a que su voz grabada seguía sonando.

En algún momento del espectáculo la cantante alejó el micrófono de su boca y dejó de cantar, pese a que su voz grabada seguía sonando.

Pero, los problemas continuaron y en el tema siguiente, “We belong together”, las fallas dejaron en evidencia que la cantante estaba simulando cantar sobre una pieza pregrabada, al punto que en algún momento Carey aparta completamente el micrófono de su boca mientras la grabación con su voz continúa.

Al finalizar el tema, la cantante terminó abandonando el escenario diciendo que la situación no había mejorado en nada.

Viral

Los videos de lo ocurrido se hicieron virales y el nombre de la artista se convirtió en trending topic en las redes sociales.

La situación dio pie a una importante polémica pues la empresa responsable del sonido del espectáculo en Times Square envió un comunicado negando que hubiera habido alguna falla técnica, mientras que una portavoz de la artista negó que Carey haya tenido alguna culpa por lo sucedido.

Lo ocurrido también fue una fuente de toda clase de memes y chistes en internet, pero Carey parecía estar preparada para lo que vendría tras la fallida presentación.
La artista publicó en su cuenta de Twitter un mensaje con un emoji con cara molesta por lo sucedido y manifestaba su aparente resignación: “Los desastres ocurren. Que tengan un feliz y saludable año nuevo. Seguiré dando más titulares en 2017”.

Fuente: BBC