iPhone superó en ventas a todos los modelos de la familia Galaxy de Samsung. De esta manera, la manzana dejó a la surcoreana en segundo lugar. Huawei, tercera.

Apple se convirtió en el máximo vendedor de teléfonos móvil tras superar en diciembre a su competidor coreano Samsung. Sólo con el iPhone vendió más dispositivos que todos los modelos de la línea Galaxy.
Sin embargo, no fue el mejor de los años para la empresa creada por Steve Jobs, dado que acumuló caídas de ventas a lo largo de tres trimestres en 2016. Pero el mal desempeñó de la surcoreana, con sus “explosivos” Note 7 y sus baterías defectuosas, volvieron a poner en ventaja a la manzanita.
Apple logró vender más de 78,3 millones de iPhone, generando ingresos por más de US$ 54.000 millones. “Estamos entusiasmados de que nuestros resultados trimestrales correspondientes a las Navidades hayan dado lugar al trimestre con mayores ingresos de la historia para Apple y hemos batido varios récords por el camino”, afirmó Tim Cook, CEO de la compañía. “Hemos vendido más iPhone que nunca y hemos establecido un récord de ingresos para el iPhone, el Apple Watch, Mac y servicios Apple”.

Huawei
En móviles de gama media Huawei le pisa los talones a Samsung.
Si bien los beneficios estuvieron por debajo de los del año pasado, US$ 17.900 millones contra 18.400 millones, superaron las expectativas de los analistas. Por ejemplo, Bloomberg estimaba ganancias de US$ 17.180 millones y ventas por US$ 77.400 millones.

Para Samsung, Apple no es el único problema. Detrás de él se ubica Huawei, que no deja de crecer y por primera vez superó el 10% de cuota de mercado, según la consultora la consultora Counterpoint Research.

Note 7
Las explosiones de Note 7 acabó con las expectativas de Samsung.
Mientras tanto, en el segmento de equipos de gama media-alta, cuyo valor supera los US$ 400, Apple amplió su distancia con Samsung: 70% contra 17%. Y, en los Estados Unidos, llegó a capturar el 80% del mercado.