La propuesta de una legisladora reclama que los hombres paguen por “emisiones masturbatorias” que se produzcan fuera de la vagina de una mujer o de un hospital.

La legisladora del estado de Texas, Jessica Farrar, ha presentado un proyecto de ley que prevé multas por practicar el onanismo y exige a los hombres se sometan a asesoramiento médico antes de pedir una receta de Viagra, informa ‘The Hill’.

Según la propuesta legal, un hombre tendrá que pagar una multa de 100 dólares por las “emisiones masturbatorias” que ocurran fuera de la vagina de una mujer o de un hospital. Cada incidente sería “considerado un acto contra un niño no nacido y la no preservación de la santidad de la vida”, reza el proyecto de ley.

La medida de Farrar facultaría a los médicos a negarse a practicar vasectomías, a no recetar Viagra o no realizar colonoscopias si estas actuaciones van en contra de las creencias personales, morales o religiosas del médico. Los pacientes tendrían que esperar 24 horas antes de poder ser sometidos a los citados procedimientos.

Los médicos también tendrían que realizar un “examen rectal digital médicamente innecesario” y una resonancia magnética antes de realizar vasectomías o colonoscopias o previamente a prescribir Viagra.

Ley “satírica”

Tras anunciar la iniciativa, en una publicación en Facebook Ferrar ha calificado de “satírica” su propuesta. La medida legal, asegura, solo pretende concienciar al público sobre lo absurdo de algunas medidas antiabortistas que limitan el control de las mujeres sobre sus propios cuerpos.

En 2011, legisladores de Texas aprobaron una ley que exige a las mujeres que quieran abortar que se sometan a un sonograma y dispongan de una descripción del feto antes de que llevar a cabo el procedimiento, recoge ‘The Hill’.