La Corte, el Gobierno, el gremio y el peronismo negociaron los alcances del proyecto del Senado y sólo quienes ingresen al Poder Judicial 2017 serán alcanzados por el impuesto.

En la Justicia no había ayer una posición unánime sobre la novedad del proyecto de la reforma al impuesto a las Ganancias aprobado ayer en el Senado y próximo a convertirse hoy en ley. La novedad es que ahora ellos, los jueces, también pagarán Ganancias, pero a partir del año que viene y con limitaciones.

Al tratarse de un tema con poca recepción en el resto de la sociedad y con más chances de quedar vistos como unos “privilegiados”, las instituciones que reunen a los magistrados y funcionarios del Poder Judicial no salieron ayer oficialmente a expresar su parecer sobre el cambio.

Un sector de los magistrados da por sentado que quienes ya están en el Poder Judicial no tributará Ganancias sino que solo lo harán quienes ingresen a esas funciones judiciales a partir del año que viene. Esto incluye no sólo a los magistrados sino también a los funcionarios y empleados, que hoy no pagan Ganancias.

Sin embargo, el proyecto aprobado ayer en la Cámara Alta no dice que quedarán totalmente exentos del pago de ese tributo sino que se les protege lo que ganan hasta ahora, lo que abre la puerta a interpretar que sí tributarán sobre los aumentos que tengan a partir de 2017, según señalaron fuentes legislativas.

“Los magistrados y funcionarios de los Poderes Judiciales y de los Ministerios Públicos de la Nación y de las Provincias, computarán como deducción total, en reemplazo de las consignadas en los incisos a) a c) del presente artículo, la remuneración bruta, normal y habitual total, que por cualquier concepto corresponda a la categoría escalafonaria de revista que les corresponda a cada contribuyente, devengada por el mes de diciembre de 2016”, dice el párrafo referido a la novedad de la ley.

El párrafo, en el marco de la negociación entre oficialismo y oposición para sacar finalmente la ley general de reforma de Ganancias, reduce de una manera sintética un proyecto que había presentado el diputado Pablo Tonelli (PRO-Cambiemos) para que los nuevos jueces comenzaran a pagar ese impuesto pero con la exclusión taxativa de quienes ya son jueces.

La iniciativa de Tonelli estaba inspirada en una reforma llevada adelante en los Estados Unidos en 1936 y que recién más de medio siglo después llevó a que ya no hubiera jueces exentos del pago de Ganancias. Pero a quienes habían asumido el puesto exentos de esa carga se les mantuvo el privilegio hasta que cesaran en sus funciones.

Otros magistrados consultados por Clarín expresaron sus dudas sobre la situación, por ejemplo, de un prosecretario de un juzgado que en 2017 sea promovido a secretario. Tienen dudas si cambia el régimen o no.

En la Unión de Empleados de la Justicia de la Nación (UEJN) liderada por Julio Piumato, quien participó activamente de la redacción de la norma en la parte específica relacionada con el Poder Judicial, no tienen muchas dudas. Los trabajadores del sector que hoy no pagan Ganacias seguirán con ese beneficio y sólo los nuevos tributarán en caso que los alcance la nueva escala aprobada en el Senado.

Un funcionario de fuerte participación institucional en las asociaciones que nuclean a jueces, fiscales y defensores oficiales presagió un alto índice de “litigiosidad” a partir de la reforma. “A igual tarea, igual remuneración”, dice la Constitución. Con ese argumento, un eventual nuevo juez o nuevo empleado judicial incorporado en 2017 podría ir a la Justicia para entablar una demanda y ganarla.

Así como el sindicato participó de la negociación fuentes judiciales también atribuyeron su injerencia al presidente de la Corte Suprema nacional, Ricardo Lorenzetti. Esas mismas fuentes sospechan que un eventual litigio será la vía elegida por el máximo tribunal para zanjar la cuestión y en supuesta defensa del pago de Ganancias, como ya lo han expresado públicamente casi todos sus miembros.

Un freno constitucional

Intangibilidad

El artículo 110 de la Constitución nacional dice que los sueldos de los jueces son intangibles, es decir que no pueden ser disminuidos

Diputados

El proyecto anterior permitía descontar ganancias a los empleados, funcionarios y jueces que estaban en funciones y ascendieran en 2017.

Senado

El nuevo proyecto excluye a jueces, fiscales, magistardos y funcionarios aunque asciendan. Solo pagarían los nuevos que ingresan en 2017.

Fuente: Clarin; La Nación