Un inquilino de un edificio en Texas llamó a fontaneros porque las tuberías estaban dañadas, descubrieron centenares de preservativos y alertaron a la policía del insólito hecho. El prostíbulo funcionaba bajo la apariencia de un salón de masajes.

Descubrieron una red de prostitución porque cientos de preservativos taparos las tuberías del alcantarillado de Texas en Estados Unidos. El prostíbulo funcionaba bajo la apariencia de un salón de masajes. Efectivos detuvieron a una pareja que presuntamente dirigía el local de prostitutas y también se los acusa de lavado de dinero.
La mujer fue identificada como Joseph Emery y su esposo como Juan Wang. Uno de los inquilinos advirtió que las tuberías estaban dañadas y los fontaneros alertaron a la policía cuando descubrieron que el taponamiento se produjo por centenares de condones.

Cuando los efectivos llegaron al establecimiento, encontraron a Wang en una se las salas de masaje con un hombre desnudo, a una mujer con otro hombre en la habitación y más de 65.000 dólares. La policía relató que cuando recibió la llamada pensó que se trataba de un “chiste” pero en este caso ayudó a destapar la red de prostitución.

La mujer ya había sido detenida en 2017 por intentar pasar con 30.000 dólares en el Aeropuerto Internacional de Austin Bergstrom.