El hecho ocurrió el martes 6 por la noche, en Araoz 1588 (esquina con Avenida Independencia), frente al negocio de José María Lemos, cuando su hijo José de 18 años salió a reprender a un adolescente de 16 años de apellido Sandoval, que se encontraba jugando con su patineta y mediante esta acción, rompiendo parte de la vereda.

Tras discutir con Sandoval, José decide volver al negocio, y al darle la espalda al adolescente recibe un brutal golpe por detrás con la patineta, impactando una de las ruedas en su rostro.

José Lemos con su prima.

José Lemos con su prima.

“La rueda le da en el globo ocular, y del golpe le rompe toda la cara. El globo ocular se le salió, fue terrible”, contó Marcelo Zanon, amigo de la familia Lemos y testigo de lo ocurrido.

La lesión fue de tal gravedad, que no pudo ser atendido en Corrientes, y debió ser trasladado de urgencia a Buenos Aires en avión sanitario. Una vez atendido allá, los médicos confirmaron que el joven no podría recuperar la visión.

“José recibió un golpe terrible. Tiene rota la cara, le están reconstruyendo el rostro en Buenos Aires”, agregó Marcelo.

Con respecto a Sandoval, según tiene información la familia, el chico se presentó a declarar ante la policía, acusando al joven golpeado de haber querido robarle la patineta. Actualmente, la familia del lesionado teme que toda la situación quede en nada.

“Esto va a quedar en la nada. Todos los días los menores roban y matan y no pasa nada ¿Crees que la justicia va a hacer algo? Acá en Corrientes, menos”, finalizó descreído el amigo de la familia Lemos.