Cuando el autobomba quedó fuera de servicio, Luciana Rizzo aprovechó para descansar en medio del campo después de días de luchar contra el fuego el Villarino.

Acostada sobre el pasto alcanzado por el fuego, con su uniforme de bombera voluntaria y hasta los guantes puestos, una capucha para evitar que el rayo del sol la perturbe y con el autobomba de fondo. Así está Luciana Rizzo en la foto que ella compartió en Facebook y que rápidamente se viralizó en las redes.

“Después de haber trabajado varias horas, se nos quedó fuera de servicio el móvil y caí agotada del cansancio y me dormí en el piso”, cuenta la joven de 23 años en el post que compartió con la página Bomberos de Todo el Mundo.

La foto, según cuenta la bombera, la tomó un colega de ella, Martín Páez. “Estamos con incendios desde el 26 de diciembre en Pedro Luro y todo el partido de Villarino provincia de Buenos Aires, Argentina. Y todos los bomberos de la zona no dan abasto y damos todo lo que podemos”, escribió la joven, para contar su hazaña al mundo.

“Fuerzas para todos mis colegas Bomberos que están trabajando en estos momentos y nunca se rinden”, termina el posteo que en menos de 24 horas alcanzó unas 8000 reacciones, más de 7700 compartidos y 115 comentarios de todo el mundo.

bombera-dormida-publicacion-viral

El posteo que compartió Luciana Rizzo a la página Bomberos de Todo el Mundo.

¿Quién es Luciana Rizzo?

Luciana Rizzo tiene 23 años y desde los 15 integra el cuerpo de Bomberos Voluntarios de Pedro Luro. Hoy, se hizo famosa no sólo por su dedicado trabajo sino también por una foto viral, en la que se la ve con su uniforme en el piso, dormida, echada, exhausta por el trabajo realizado para contener las llamas en los incendios que afectan todo el partido de Villarino, provincia de Buenos Aires .

luciana-rizzo

Sobre sus esfuerzos y la notoriedad que cobró la imagen habló en TN, donde aseguró que tanto ella como sus compañeros ponen todo de sí para ayudar y combatir el fuego: “Estamos siempre uniéndonos, damos todo lo que podemos y así terminamos, como quedé en la foto”.

Consultada sobre cómo fueron sus horas luego de la famosa foto, que se la tomó su novio y compañero de emociones en el cuerpo de bombero, Martín Páez, contó que al llegar a su casa no salió de la cama por largo rato: “Después de ese día me dormí todo, como que me salteé un día de mi vida.

Luciana también habló sobre la difícil tarea de trabajar en emergencias y dijo que la clave para un buen desempeño es el compañerismo que surge en el cuartel y que pese al peligro al que se expone no dejaría de realizar lo que hace a diario: “No me arrepiento de nada, porque ir al incendio, ver a los animales corriendo desesperados es terrible y te dan ganas de seguir y seguir. Lo hacemos por vocación”.

Antes de finalizar, la bombera habló sobre la situación actual de los incendios en la zona y aseveró que pese a que está de descanso, tiene la radio a mano por si la necesitan ante cualquier eventualidad. “En Villarino el fuego está todo extinguido; ahora están trabajando en La Pampa pero nosotros estamos descansado y a la escucha de la radio por si pasa algo”, concluyó.

El estado de los incendios

Más de cien brigadistas lograron controlar la mayoría de los incendios de campos que estaban activos en el sur de la provincia de Buenos Aires, La Pampa y Río Negro , que ya consumieron cerca de 1.400.000 hectáreas, aunque persisten algunos focos por la acción del viento.

Las llamas se iniciaron a raíz de las tormentas eléctricas que afectaron los campos desde fines del mes pasado, ya de por sí alcanzados por la sequía, y la acción del viento hizo que se propagaran desde La Pampa hacia la provincia de Buenos Aires, lo que generó el corte de algunas rutas.

“El frente grande de fuego proveniente de La Pampa, que afectaba a Villarino está controlado, no extinguido”, confirmó el coordinador de Defensa Civil de esa localidad, Mario Luis Vidal, en diálogo con la agencia Télam.

Además señaló que “se trabaja en la extinción total de ese fuego, y en sofocar unos pocos focos dispersos” y no descartó que vientos del sudoeste y las altas temperaturas puedan volver a avivar el fuego.

El fuego en Villarino, que a afectó miles de hectáreas, se inició en la provincia de La Pampa y, por los intensos vientos, se propagó a territorio bonaerense.

Fuente: La Nación