El paro arrancó con piquetes y tensión en los accesos a la Ciudad de Buenos Aires. Hay cortes en la Panamericana y 197, en los puentes Pueyrredón y La Noria, y en Callao y Corrientes.

 

Tal como se anticipaba, varios piquetes complicaban esta mañana el acceso a la Ciudad de Buenos Aires. En todos los casos, las protestas realizadas por partidos de izquierda, se daban en medio de importantes operativos de seguridad de Gendarmería nacional, Prefectura y Policía, que intimaban a los manifestantes a desalojar. Y en algunos puntos, en especial sobre la Panamericana, esto generó momentos de tensión por un posible desalojo, aunque se logró liberar un carril para circular.

A las 9:30 de la mañana, la Gendarmería desalojó el piquete de Panamericana y Ruta 197, lanzando gases lacrimógenos y actuando con carros hidrantes. Las fuerzas de seguridad se llevaron detenidos a varios manifestantes.
Sobre el acceso Norte, en la ruta Panamericana a la altura de la ruta 197, que impactaba en la mano que ingresa a la ciudad de Buenos Aires, la Gendarmería había intentado negociar con los manifestantes para el desalojo del piquete.

Desde el Gobierno nacional, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, indicó que la Gendarmería aplicaba el protocolo “antipiquetes” para desalojar las autopistas. “Nuestro objetivo es que la gente que quiere ir a trabajar, pueda llegar”, señaló Bullrich.

Desde el sur por el Puente Pueyrredón el ingreso en la subida al enlace por la avenida Mitre estaba totalmente interrumpido por un piquete muy nutrido, que afectaba ambas manos de circulación, y que es custodiado de cerca por una importante presencia de personal policial y de Prefectura. Sin embargo, la subida de Pavón hacia la Ciudad estaba liberada.

La Gendarmería desaloja el piquete de Panamericana: hay detenidos
Fuerte operativo por el corte en la Panamericana. (Juan Manuel Foglia)

Video: la situación en Panamericana
Mirá también
Paro del 6 de abril: cortes y piquetes programados en Buenos Aires
Poco antes de las 8, se registraron algunos incidentes menores, que incluyeron empujones y gritos, entre los manifestantes y el personal de seguridad en el Puente Pueyrredón. Pero luego la situación se normalizó.

La circulación de vehículos también era complicada en la esquina de Corrientes y Callao, donde un grupo de de militantes de izquierda, entre otras agrupaciones, cortaban esa esquina. De todas formas, el tránsito en la Ciudad era muy fluido, ya que hay menor ingreso de vehículos y no hay colectivos en las calles.

La ministra Bullrich reconoció que la situación del paro general “es compleja” por el número de piquetes, al considerar que “hay manifestantes en distintos lugares” del Conurbano y la Ciudad, pero subrayó que “con un trabajo duro y complejo, se está haciendo lo mejor y logramos dejar carriles libres en todos los cortes, donde además hay vías alternativas para circular”. Y agregó: “Es un trabajo duro, que la gente no tenga miedo de salir, porque eso es lo que buscan. Tenemos que hablar de estos temas y de a poco lograr un cambio de mentalidad”.

Las estaciones de pago de peaje están liberadas, por lo cual se pasa sin pagar, a la vez que el estacionamiento en la Ciudad durante la jornada es libre y gratuito.

Mirá también
Paro de transporte del 6 de abril: trenes, colectivos y vuelos desde Aeroparque y Ezeiza afectados
Más tarde, también se generaron piquetes en 9 de Julio y Corrientes, en el acceso Oeste (altura hospital Posadas), en General Paz y Constituyentes y a las 11 se esperaba una movilización frente al hotel Hilton, donde realizará sus deliberaciones el capítulo latinoamericano del Foro Económico Mundial.