Los restaurantes ofrecen torres de carne cruda con velitas para las ocasiones especiales.

La nueva moda en los cumpleaños japoneses está lejos del bizcochuelo con dulce de leche. Cada vez más en restaurantes aparece la opción de pedir una niku keeki, que consiste en una torta de carne. No es una picada ni un pastel salado, sino una torre de bifes que llega con las velitas.

Algunos inclusive las están empezando a hacer en casa, decoradas con flores que se acomodan al costado de las lonjas. La costumbre empezó en sus “parrillas”, los restaurantes yakiniku, que en vez de pasteles dulces ofrecen platos con carne de vaca, pollo o cerdo crudos puestos para que simulen una torta.

Fuente: La Nación