Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Desde el área de Seguridad confirmaron que la mitad del personal policial estará afectado a cada fiesta. El despliegue será mayor en la avenida ribereña, la bajada del puente y el corredor Belgrano. Prohibirán el ingreso de vehículos en algunos tramos y evitarán la presencia de bebidas alcohólicas y elementos cortantes. Asimismo, funcionarios esperan tener una Navidad y un Año Nuevo tranquilos.

A menos de tres semanas de las fiestas de fin de año, los organismos estatales se encuentran ultimando los detalles para la implementación del denominado “operativo cerrojo” para blindar la costanera y no permitir el ingreso de vehículos ni de bebidas alcohólicas, tampoco botellas de vidrio.

Más allá de que el operativo no fue presentado formalmente aún, desde el Ministerio de Seguridad aseguraron que la restricción será en ambas costaneras y se efectuarán controles exhaustivos en distintas zonas de la ciudad, entre ellas el corredor Belgrano, comprendido por tres de las avenidas capitalinas más transitadas.

Asimismo, se reforzarán los monitoreos en la zona del parque Mitre y de la plaza del Mercosur, ubicada en el barrio 17 de Agosto frente a la rotonda de la Virgen de Itatí. Este lugar se convirtió desde hace algunos años en escenario de gran concurrencia, sobre todo de jóvenes de la zona luego del brindis. Mientras tanto, el blindaje de la costanera iniciará en la esquina de calle Chaco, como se realiza usualmente. También, habrá oficiales en la zona de la bajada del puente Manuel Belgrano.

Respecto del mecanismo a implementar este año, el ministro de Seguridad de la Provincia Horacio Ortega comentó que “desde Chaco hasta la avenida Jorge Romero no se va a permitir el ingreso de bebidas alcohólicas ni elementos contundentes”.

En cuanto a la cantidad de personal policial que estará abocado al “operativo cerrojo”, desde Seguridad indicaron que, al igual que al año pasado será la mitad del personal afectado en Navidad y la otra mitad en Año Nuevo.

Más allá de los controles que realizará la Policía provincial, desde el Ministerio llamaron a los ciudadanos a tomar ciertos recaudos, sobre todo en lo que respecta a la seguridad de las casas particulares. En este sentido, Ortega recomendó que “si van a dejar la casa sola, hay que avisar a los vecinos para que pueda haber mayor control y un parámetro de seguridad comunitaria”.

Junto a los agentes policiales, el personal de Tránsito del Municipio alista los operativos que se van a realizar para las fiestas de fin de año, no sólo en el blindaje sino también en los controles rotativos que se desarrollarán en distintos puntos de la ciudad.

Sin sobresaltos

Además de los controles específicos para las noches de navidad y Año Nuevo, desde Seguridad expresaron que esperan un fin de año tranquilo.

En este sentido, Ortega aseguró que no están dadas las condiciones económicas ni sociales como para que haya inconvenientes. “Una situación de descontento social en la puerta de algún supermercado la consideramos extraña”, indicó el ministro al respecto.

Haciendo referencia también a fin de año y a las tareas preventivas que lleva adelante en estas circunstancias el personal policial, Horacio Ortega dijo que “creamos un grupo con entrenamiento especial para evitar roces, sobre todo con las mujeres”, comentó.

Asimismo, el funcionario destacó la importancia de “llevar al máximo posible la posibilidad de negociación con las personas y mantener la seguridad para los vecinos”, finalizó.

Fuente: El Litoral