El sábado pasado desapareció. Ayer hallaron sus restos en un descampado de la localidad entrerriana. El papel de Sebastián Wagner y la cronología de la búsqueda.

Pasó una semana entre la desaparición de Micaela García y el hallazgo de sus restos en un descampado de Gualeguay. El país se mantuvo en vilo y fue testigo virtual del peor de los desenlaces. Con esta causa como bandera, un centenar de ciudadanos marchó en silencio en la ciudad entrerriana para exigir justicia por el asesinato de la joven.
Vecinos, amigos y familiares se concentraron desde las 20 horas en la plaza principal con carteles que expresaban “Todos somos Micaela”. Allí, los vecinos permanecieron en silencio con fotos de la víctima.
En tanto, las movilizaciones se replicaron en distintas ciudades del país, luego de que las más variadas organizaciones sociales se sumaran a la convocatoria. Una de las más fuertes ocurrió en el Obelisco porteño.

LA INTENSA BÚSQUEDA
El Ministerio de Seguridad había oficializado hace una semana la recompensa a quien ofreciera datos sobre Micaela, así como un teléfono al que se podían hacer denuncias anónimas: 0800-555-5065.

También se había realizado una marcha en Plaza de Mayo, reclamando la aparición de la adolescente entrerriana. Desafortunadamente, los esfuerzos por hallarla con vida fueron en vano. Ahora sólo queda el reclamo de Justicia.
En una línea de tiempo, se puede analizar paso a paso la intensa búsqueda y reclamos de amigos y familiares para encontrar a la joven y detener a los implicados.

SÁBADO 1
Micaela sale del boliche King a las 5:23, según los registros de la cámara de seguridad.
A las 5:45 dejó de responder llamados. En el último mensaje enviado a su novio dijo que “volvía al departamento” caminando.
DOMINGO 2
A las 20, el novio de Micaela denunció la desaparición.
A las 20 hs Alejandro, su novio, avisó a los amigos y padres que Micaela no había llegado a su casa como quedaron y no lograba ubicarla.
LUNES 3
Encontraron una sandalia frente al supermercado del barrio donde vive Micaela.
Confirman que encontraron una sandalia que la joven utilizaba el sábado por la noche. El hallazgo se dio frente a un supermercado ubicado camino al departamento de la estudiante de Educación Física.
Se conoció un vídeo en el que se ve un auto merodeando la zona. El vehículo pasa varias veces por la cuadra del boliche y también por el centro.
Se identifica al dueño del vehículo: Se trata de Sebastián Wagner, tiene 29 años, trabajó matando pollos y en un lavadero de autos. Fue condenado a nueve años de cárcel por dos violaciones. Una de sus víctimas lo definió como “una persona “enferma”.
Las autoridades fueron a su domicilio pero no lo hallaron.
La esposa y el hijastro declararon que notaron que estaba rasguñado en la cara, los brazos y el cuello.
MARTES 4

Se inicia la búsqueda del vehículo abandonado en un lavadero, en el que trabajaba Wagner.
Se encuentra el auto en un lavadero y estacionamiento en el que trabajaba. El mismo había sido lavado por dentro y por fuera, pero de mala manera. Se encontraron indicios contundentes que son analizados para verificar la vinculación con el caso.
MIÉRCOLES 5

La Justicia encontró registros en las cámaras de seguridad de la zona en donde se ve el recorrido de la joven a la salida del boliche. En el material ofrecido por una institución bancaria cercana, se podría ver a Micaela en el auto del sospechoso.
JUEVES 6

Dos hombres fueron detenidos ante la sospecha de que ayudaron en la fuga de Wagner. Uno de los detenidos es Néstor Pavón, dueño del lavadero donde trabajaba el sospechoso. Lo habría ayudado a escapar en un camión hasta Campana. En una rotonda, se habría pasado al auto de Fabián Ecosor, el padrastro de Wagner. Pese a que se allanó la vivienda en el oeste del conurbano, no había rastros de él.
VIERNES 7

Según consta en la investigación, la última pista sobre Wagner es que desde Moreno habría continuado su fuga en tren. Además, aseguraron que vestía de negro, usaba gorro y lleva una mochila pequeña.

Por la madrugada, la policía logra detener a Wagner. El detenido intenta suicidarse, pero la bala no sale de su revólver.

SÁBADO 8

El detenido es trasladado a Entre Ríos, donde guía a la policía a hallar el cuerpo de Micaela, enterrado en un descampado de Gualeguay.