“En 1816, Corrientes defendía ideas federales, contrarias al centralismo de Buenos Aires, por eso no mandó representantes a Tucumán”, explicó la historiadora correntina Nancy Sarasua, en contacto con el Diario de Nelson.

Corrientes no fue la única, ya que otras cuatro provincias no enviaron representantes al Congreso que se convocó en 1816 para declarar la independencia.

“Para entender las razones, hay que recordar que en 1816 aun no éramos República Argentina, sino las provincias Unidas del Río de la Plata, aunque en ese año las provincias no estaban tan unidas”, explicó Sarasua.

“Corrientes, Misiones, Entre Ríos, el sur de Santa Fe y Córdoba conformaron en 1814 la Liga Federal, o Liga de los Pueblos Libres, bajo el protectorado de José Artigas”, indicó.

“Estas provincias declararon su independencia previamente porque no tenían las mismas ideas que el resto, sobre todo de Buenos Aires, que defendía un modelo centralista y autoritario. En la Liga de los Pueblos Libres defendían ideas de división de poderes, protección de la economía regional y una serie de libertades que el gobierno de Buenos Aires no estaba dispuesto a conceder”, relató la historiadora.

“Cuando se convoca al Congreso de la Independencia, estas provincias le hacen saber al gobierno de Buenos Aires que van a llevar todas estas ideas al congreso, y desde Buenos Aires no iban a permitir que contagien esas ideas al resto”.

“Además estas provincias no pudieron enviar diputados porque la Liga estaba manteniendo una guerra con el Brasil, y los portugueses avanzaban con el objetivo de ocupar nuestro territorio, y estaban muy ocupados con eso”, finalizó Nancy Sarasua.