Lo apodan “Vaquita” y también tiene 19 años; está acusado de dispararle a Nicolás Rivero en los festejos de la primavera ocurridos en una quinta.

Un joven de 19 años, conocido por el seudónimo de “Vaquita”, fue detenido esta mañana en el partido bonaerense de Moreno, sospechado de ser el autor de los disparos que mataron a Nicolás Matías Rivero en la madrugada del 21 de setiembre, durante una fiesta clandestina realizada en una casaquinta de la zona, en la que se celebraba la llegada de la primavera.

El imputado fue detenido durante una serie de allanamientos realizados alrededor de las 6, en el barrio La Perlita, y puesto a disposición de la Jueza de Garantías de Menores de Moreno, Mirta Guarino. El detenido fue identificado por la policía como Cristian Gustavo García.

El sospechoso fue apresado cuando dormía en el sillón de la casa de una tía, en la calle Ecuador al 8.800, de Moreno. Se le secuestró un teléfono celular, pero no el arma homicida. Así lo informaron a LA NACION fuentes judiciales.

“En los allanamientos se incautaron prendas de vestir y telefonía celular donde se observan registrados mensajes donde él mismo se incrimina en el hecho”, dijo uno de los encargados del operativo.

El arresto estuvo a cargo de efectivos de la DDI Moreno, quienes realizaron tres allanamientos solicitados por la UFI 3 de ese partido. La investigación incluyó intensos relevamientos, estudios de cámaras fílmicas, de redes sociales y testimonios.

El hecho que se le adjudica al detenido ocurrió en la madrugada del 21 de setiembre, durante la fiesta “Proyecto XXX”, realizada en la casaquinta ubicada en avenida Libertador (Ruta 23) y Ozanam, en el barrio Las Catonas, al oeste del conurbano bonaerense.

Investigan el motivo, el lugar y el momento del ataque, ya que hay contradicciones entre lo que dicen los asistentes a la fiesta, la dueña de la casaquinta, los vecinos y la municipalidad. La justicia buscará establecer si fue una pelea de bandas de distintos barrios y si el disparo ocurrió adentro de la fiesta o a dos cuadras, donde fue encontrado el cuerpo del joven asesinado.

Fuente: La Nación