El concejal, Fabián Nieves denunció que sólo se instalaron tres en el Doctor Montaña, Esperanza y Laguna Seca respectivamente; dos en el 17 de Agosto; uno en las 500 viviendas del Pirayuí; uno en el Güemes; y cuatro en el casco céntrico.

Aunque hace casi nueve meses, a través de una Ordenanza municipal el Concejo Deliberante capitalino estableció la construcción de 80 refugios en las paradas de colectivos, las empresas no cumplieron con los plazos fijados por la normativa y sólo construyeron 17 garitas en toda la ciudad.

En diálogo con el concejal Fabián Nieves, detalló: “El relevamiento lo hicimos durante más de una semana barrio por barrio, siguiendo el mapa que publicó el Municipio con los puntos de construcción de los 80 refugios”, a lo que agregó: “Y nos encontramos con que algunos figuran como construidos pero en realidad no lo están. Así que hicimos un mapa propio de acuerdo a las garitas con las que nos encontramos, tres en el Doctor Montaña, Esperanza y Laguna Seca respectivamente; dos en el 17 de Agosto; uno en las 500 viviendas del Pirayuí; uno en el Güemes; y cuatro en el casco céntrico”. “No vimos por ningún barrio los refugios triples, sólo están construidos 13 individuales y 4 de los tubulares en el casco céntrico”, aseveró Nieves.

Resaltó que “esto prueba una vez más que este Municipio no controla a los prestadores del servicio público, por lo que se espera que se abra un expediente administrativo que pueda apercibir y multar a las empresas por un incumplimiento que cada vez es más notorio”, y recordó que anteriormente ya se recurrió a la Justicia por los pliegos que eran anti usuarios y que no contemplaban las mejoras, “pero resulta que las pocas mejoras que se incorporaron tampoco se cumplen”. En este sentido, resaltó que “es clara la complicidad del Municipio con las empresas, porque además en los cuatro años de gestión de Fabián Ríos no se conoció una multa siquiera a las prestadoras por incumplimiento”.

“Nuestro proyecto sobre los refugios se aprobó la semana pasada y en teoría si se corrobora el incumplimiento la Secretaría de Transporte deberá abrir un procedimiento administrativo para sancionar”, manifestó, a lo que agregó: “Caso contrario, nosotros vamos a seguir insistiendo y haciendo las requisitorias, porque si el Secretario de Transporte sigue incumpliendo puede caer en el delito de omisión de cumplimiento del funcionario público, y recibir una denuncia similar a la denuncia penal que realizamos cuando era Secretario de Transporte de Carlos Espínola”.

Finalmente destacó que “las ordenanzas establecen que la sanción puede ser aparcamiento, multa o hasta incluso la rescisión de contrato con las empresas cuando los incumplimientos ya son reiterados; y está claro que en este caso ni siquiera se avanzó con la sanción más leve que es apercibimiento”.

Fuente: El Libertador