El equipo de Marcelo Gallardo se impuso por 2 a 1 con tantos de Driussi y Martínez. Tomás Andrade fue el protagonista principal de la jugada más insólita del encuentro entre “El Millonario” y Belgrano. El joven se fue llorando.

Más allá de que el resultado fue ajustado en las cifras, River se quedó con un triunfo valioso y claramente merecido sobre Belgrano. En el Monumental, el equipo de Marcelo Gallardo le ganó por 2-1 a Belgrano, con goles de Sebastián Driussi y Gonzalo ‘Pity’ Martínez; Cristian Lema anotó el empate transitorio para los cordobeses.

River Plate sumó el segundo triunfo consecutivo en el Campeonato de Primera División con el éxito como local ante Belgrano de Córdoba por 2 a 1, en el partido válido por la 17ma. fecha, y no se da por vencido en la lucha por el título.

Los goles del club de Núñez fueron marcados por Sebastián Driussi y Gonzalo Martínez, mientras que Cristian Lema anotó para el equipo cordobés en el encuentro que se disputó en el Monumental y fue controlado por Nicolás Lamolina.

Con este triunfo, River alcanzó los 29 puntos, continúa a ocho del líder Boca (37), y desde el sexto puesto está a un paso de la zona de clasificación para la Copa Libertadores.

Lo mejor de River en la primera parte se produjo sobre el final. Con la tenencia de la pelota fue más profundo en ataque, con Iván Alonso, el reemplazante de Lucas Alario, como faro, sumado a las participaciones de Driussi, Martínez e Ignacio Fernández.

River dio el golpe apenas comenzó el segundo tiempo con el gol de Driussi (su derechazo pegó en el palo y dio en la espalda de Lucas Acosta), que se inició con una buena jugada colectiva por el sector izquierdo, donde Rojas se movió con inteligencia. La combinación incluyó a Alonso, quien dejó pasar el balón para que el goleador del campeonato definiera.

Desde entonces, River lució más firme con la pelota, pero la presión en ataque falló una vez y fue suficiente para que Belgrano llegase al empate con el gol de Lema, quien culminó una sucesión de paredes ante la mirada de la defensa local.

Los de Gallardo no bajaron los brazos y ‘Pity’ Martínez, cuyo primer tiempo fue errático, recuperó en el segundo el nivel que exhibió la jornada pasada ante Lanús.

El ex Huracán convirtió el segundo tanto de River, con la asistencia de Milton Casco, con un remate cruzado al ángulo inferior izquierdo que dejó sin chances a Acosta.

El increíble gol que no fue

Iban 49 minutos del segundo tiempo del partido entre River y Belgrano de Córdoba en el estadio Monumental. El local ganaba 2-1 pero el partido no estaba cerrado y la visita se ilusionaba con un agónico empate. Cuando aún faltaban dos minutos de descuento para la finalización del encuentro, los dirigidos por Marcelo Gallardo se perdieron un gol en una jugada insólita, de las que pocas veces se ven.

En un contragolpe, cuatro futbolistas de River quedaron solos. Gonzalo Martínez avanzó con la pelota por la derecha mientras por el medio entraban tres compañeros. “El Pity” mandó el centro y la pelota le quedó a Tomás Andrade, quien definió con un tiro muy débil y en dirección a la posición del arquero. Tan despacio rodó la pelota que le dio tiempo al arquero Lucas Acosta para recuperarse y evitar la conquista sobre la línea.

La tensión se mantuvo hasta el último segundo del duelo ya que, en la última jugada, Belgrano tuvo un tiro libre a su disposición. Recién una vez que la pelota se fue afuera y se confirmó el triunfo por 2-1, los hinchas de River pudieron respirar y ya no lamentaron tanto la clara acción desperdiciada por Andrade, quien se fue de la cancha llorando.

Con información de Telam e Infobae.