Hay muchos países del mundo que ya están tratando el tema del salario universal. ¿Qué significa? Pagarle un sueldo a la población sin importar si trabajan o no.

Puede parecer una locura absoluta que el Estado te vaya a pagar mientras no estés trabajando, pero se trata de un escenario posible ante un avance tecnológico que podría generar una falta de trabajos.

Nota Relacionada: Millones de empleos, amenazados por robots
Por qué sucede esto: los robots, sistemas automatizados o algoritmos, en algún momento, van a hacer el trabajo que vos hacés. Habrá muy pocas ramas que se salvarán de esto. Si bien puede parecer trágico, es una realidad, hay decenas de estudios que lo demuestran y tenemos que estar preparados.

Algunos trabajos serán más fáciles de reemplazar que otros. No es lo mismo trabajos de call center o de soporte técnico a través de teléfono, que son mucho más simples de automatizar, a otros más complejos como los relacionados al desarrollo informático o la medicina (aunque ya hay sistemas que pueden realizar diagnósticos tan bien como un humano).
Los robots van a hacer el trabajo que vos hacés

¿Habrá suficientes trabajos para todos? Todavía nadie puede asegurarlo y expertos se basan en hipótesis que revelan cómo podría ser el mundo en 20 o 30 años.

Algunos son fatalistas y aseguran que habrá una desocupación del 50% en todo el mundo por la llegada de la inteligencia artificial, mientras que otros son más optimistas, como Santiago Bilinkis, autor del libro Pasaje al Futuro y fundador de Officenet, Restorando y Quasar Ventures.

“Tenemos el desafío de reinventar el trabajo y determinar para qué servirán los humanos en el mundo que viene. Depende de nosotros cuántos trabajos hayan”, explicó en la ponencia que realizó en el marco del evento InnovatiBA. Pueden parecer palabras simples, pero es uno de los retos más difíciles a los que nos enfrentaremos.

“Una persona que está hoy siendo cajero o cobrando en una cabina de peaje no puede convertirse de la noche a la mañana en diseñador de experiencias de realidad virtual. Vamos a tener el desafío más grande de la historia de la humanidad y eso pasará en 20 o 30 años”, comentó Bilinkis.

Y en este marco que parece por momentos espectacular y en otros desolador, tanto Silicon Valley como muchos gobiernos del mundo están viendo cómo podrán resolverlo para que los inconvenientes que traerán los grandes desarrollos tecnológicos no afecten a sus ciudadanos.

fuente:minuto uno