El abogado Aldo Molina relató el escalofriante caso en contacto con el movil de exteriores de Capital 95.3. Todo comenzó cuando un ex penitenciario le solicitó la guarda de su nieto. Tras juntar la documentación correspondiente, el letrado descubrió que el menor era además su hijo.

“En abril de 2015, Ángel Custodio Fernández (70), acudió a mi para tramitar la guarda de su nieto discapacitado de 6 años, hijo de su hija Josefa Belén (21). El hombre es un oficial retirado del Servicio Penitenciario, que quería que el pequeño reciba los beneficios de su obra social, entre otras cosas”, contó Molina al cronista Cristian Ramos.

Al comenzar los trámites, buscando las partidas de nacimiento, para el abogado resulta evidente que había algo extraño en las relaciones de esta familia oriunda de San Miguel, algo que confirma cuando más tarde toma contacto con Josefa Belén para tramitar un certificado de discapacidad para el menor.

“Averiguando, tome conocimiento de que ya había sospechas de que el menor podía ser producto de vejaciones cometidas por el padre, ya que cuando ella queda embarazada, a los 13 años, en la escuela a la que concurrían intentaron averiguar la identidad del padre, pero la situación quedó en nada. Cuando hablo con ella, finalmente termina confirmando que el hombre abusaba de ella desde que tenía 8 años, luego de que su madre se fuera de la casa”, continuó el abogado con el relato.

De la recopilación de datos, surge también que la madre de la joven es a su vez prima hermana de Fernández.

Con estos datos, se presenta una denuncia ante la justicia, y actualmente el hombre está siendo investigado por la justicia, con prisión domiciliaria. Como parte de las investigaciones, se realizó un examen de adn que confirmó la paternidad.