Un joven mercedeño, utilizando todo su ingenio y copiando una iniciativa que ha surgido en otros países del mundo decidió construir una pieza con botellas de vidrio.

Se trata del comunicador social Maximiliano Fontana que vive en el barrio Villa Rivadavia. “Coco” Fontana expresó “hace mucho que quería agrandar mi casa, pero a veces por los pocos recursos económicos se me hacía difícil porque hoy no está fácil, por eso busqué una alternativa, empecé a buscar en internet encontré las casas ecológicas y muy económicas por lo que vi que tenía oportunidad de llevar adelante el proyecto”.

Detalló a Tu Mercedes “empecé a juntar botellas, conseguí piedra y hierro; fui comprando un poco de materiales, así llegamos a concretar el proyecto en algunos meses; pero la idea es seguir”.

maxi-fontana-construyendo-casa-de-botellas

Maximiliano Fontana durante la construcción de la casa ecológica.

“En esta etapa del proyecto usé 1900 botellas, es una gran cantidad pero van pegadas con cemento. Con eso en vez de usar ladrillos se pone botellas, es un proceso similar a las construcciones habituales y queda muy bien una vez finalizada la construcción” afirmó.

“Un amigo salía conmigo en un auto a recorrer las calles de la ciudad, donde veíamos una botella nos deteníamos y así fui juntando a la siesta o la madrugada cuando terminaban las fiestas, y hasta algunas familias que sabían de mi idea me guardaban. En algunas oportunidades fui a limpiar algunos sitios donde tenían acumuladas botellas y no sabían qué hacer por eso me sobraron algunas que las usaré para seguir con la construcción” puntualizó.

El trabajo terminado.

El trabajo terminado.

Fontana orgulloso de su trabajo terminado agregó “cuando uno no tiene los recursos, hay otras alternativas para poder llevar a cabo esto, pero cuando uno quiere todo se puede en la vida”.

“Yo tenía dos opciones dejar las botellas a la vista o revocar, pero en este caso opté por poner cortinas en el interior hasta que tenga la posibilidad de revocar pero ha quedado muy bien” destacó y contó que se aprovecha muy bien la luz natural y que en estos días de calor solo con un ventilador se puede estar en el interior, “veré cómo será en el invierno”.

“Ando mucho en la calle pero el tiempo libre que tenía lo puse para agrandar mi casa, me sirvieron hasta las botellas de las petacas y las botellas antiguas que las usé para las terminaciones en las esquinas” finalizó el entrevistado mientras posaba orgulloso a la pared de su casa.

El proceso de construcción en imágenes

Fuente: Tu Mercedes