Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

El médico retirado tenía en su poder 14 dibujos que habían sido coleccionados por su padre. El Museo Metropolitano de Arte de Nueva York confirmó su autenticidad.

El Museo Metropolitano de las Artes (MET) aseguró haber encontrado una pieza del martirio de San Sebastián pintada por Leonardo Da Vinci y valorada en unos 15 millones de euros, según informó el diario New York Times.

El MET emitió su juicio especializado tras estudiar el dibujo presentado por Thaddée Prate, director de arte antiguo de la casa de subastas Tajan, a quien en marzo pasado se le presentó un doctor jubilado con 14 dibujos que habían sido coleccionados por su padre, y que heredó tras la muerte del mismo.

“El Martirio de San Sebastián”, de Leonardo Da Vinci. El boceto estaba perdido desde hacía décadas.

“El Martirio de San Sebastián”, de Leonardo Da Vinci. El boceto estaba perdido desde hacía décadas.

Entre ellos, a Prate le llamó la atención un estudio del martirio de San Sebastián y decidió que requería una investigación más exhaustiva. Se lo enseñó a Patrick de Bayser, asesor independiente de pintura antigua, quien señaló que había sido dibujado por un zurdo (Da Vinci lo era) y descubrió dos dibujos más en el reverso de la hoja. Se trata de dos estudios de la luz de las velas, que van acompañados de unas notas manuscritas, de derecha a izquierda.

El reverso del dibujo donde dice ser de Leonardo.

El reverso del dibujo donde dice ser de Leonardo.

La obra fue trasladada hasta Nueva York para obtener una tercera opinión especializada, a cargo de la curadora de pintura italiana y española del MET, Carmen C. Bambach, responsable de la exposición “Leonardo da Vinci, el maestro del dibujo” (2003), una muestra que incluía dos estudios (uno de de la ciudad alemana de Hamburgo y la otra de Bayona, en Francia), de los ocho “San Sebastián” registrados por Leonardo en su Códice Atlántico.

Según el análisis de la experta, la pieza completa el San Sebastián de Hamburgo, con idéntica caligrafía y estudios gráficos en el reverso: “La atribución es bastante innegable”, afirmó al periódico Bambach.

Fuente: Clarin