Los especialistas explicaron que la cachorra estuvo expuesta a una sustancia que se encuentra en la placenta.

Una perra labradora de dos años fue madre recientemente y dio a luz a una camada de cuatro machos y una hembra. El hecho que sorprendió a Mark y Elaine Cooper, quienes asistieron incrédulos al parto de su mascota Milly, fue el nacimiento de una perra de color verde.

Los profesionales explicaron que esto se debe a que la cría estuvo expuesta a una sustancia de la placenta que se denomina biliversina, la cual suele afectar a los cachorros con pelaje más claro, según publicó el diario británico The Sun.

Los dueños llamaron al cachorro Fifi por el personaje de dibujos animados Shrek que representa a un ogro verde. Elaine relató que “cuando Milly comenzó a lamer la placenta descubrimos que tenía un tinte verde”.