El ex delantero holandés elaboró una serie de propuestas, desde su cargo en la FIFA, para agilizar el juego, entre ellas que el tiempo se detenga cada vez que la pelota no esté en juego durante los últimos diez minutos de partido.

Marco Van Basten descolló como delantero en el Milan y la selección holandesa entre fines de los 80 y mediados de los 90. El temible goleador fue, después de su retiro, seleccionador de Holanda y ahora se desempeña como director de desarrollo técnico de la FIFA. En ejercicio de ese cargo elaboró varias propuestas para modificar el reglamento del fútbol.

En declaraciones al diario Bild, Van Basten consideró que habría que eliminar la posición adelantada. “Tengo mucha curiosidad sobre cómo funcionaría el fútbol sin fuera de juego. Creo que mucha gente va a estar en contra. Yo estaría a favor porque el fútbol se parece cada vez más al handball”, señaló.

También se mostró proclive a penalizar faltas con la exclusión momentánea de jugadores, como se hace en el jockey. “La idea es reemplazar la tarjeta amarilla por una penalización de cinco o diez minutos. Es difícil jugar 10 contra 11”, afirmó el ex jugador.

Además, propuso un cambio de cara al Mundial 2026, anunciado para 48 equipos, en el que no habrá empates en la fase de grupos, según adelantó el presidente de la FIFA, Gianni Infantino. Van Basten propone no usar penales, sino shoot-outs, una variación que se practicó en la liga norteamericana en sus inicios, hace dos décadas. “Cada equipo tendría cinco intentos. El árbitro pita y el futbolista corre 25 metros hacia el arco. En ocho segundos debe culminar la acción”, graficó.

A esto se suma que, para evitar protestas grupales y tumultos, sólo los capitanes puedan hablar con el árbitro, como en el rugby. Otra iniciativa contempla que el tiempo se detenga cada vez que la pelota no esté en juego durante los últimos diez minutos, para evitar pérdidas de tiempo.

Otra de las propuestas proviene del básquet: la expulsión de un jugador que cometa cinco faltas. Según Van Basten, no habría tantas faltas ni interrupciones en el juego. Esto alcanza a los cambios: no se detendría el juego para reemplazar jugadores.

Las ideas de Van Basten ya levantaron polémica. Christian Gourcuff, entrenador del Stade Rennais de Francia, fue uno de los primeros en pronunciarse, y lo hizo tajantemente en contra: “Es la peor basura que he leído en mucho tiempo. Es una mierda inconmensurable. Volveríamos a una época en la que era un pueblo contra otro pueblo y la gente terminaba muerta. La regla del fuera de juego es una manifestación de inteligencia. Desaparecería el espíritu colectivo si acabamos con esto. Es algo fundamental, si no entiendes esto, no entiendes el fútbol”.

Fuente: Página12