El Diez señaló a la empresa japonesa que desarrolló el juego y amenazó con iniciar acciones legales.

Uno de los simuladores de fútbol más populares de los videojuegos, el Pro Evolution Soccer 2017, conocido en la jerga gamer como PES 2017, fue el objetivo de un nuevo episodio de furia de Diego Armando Maradona que incluyó hasta la amenaza de acciones legales contra la compañía que lo desarrolló sobre los derechos de su imagen.

“Ayer me enteré que la empresa japonesa Konami utiliza mi imagen para su juego PES 2017. Lamentablemente, mi abogado Matías Morla les iniciará las acciones legales correspondientes. Espero que esta no sea una estafa más…”, publicó Maradona hoy en su perfil de Facebook oficial junto con una captura en donde se ve lo ve en su época de jugador del Barcelona.

Consultado por Clarín, una fuente de Konami aseguró que los derechos de los jugadores fueron suministrados por el mismísimo Barcelona, con quien la empresa japonesa entabló una alianza estratégica de tres años con uno de los clubes de fútbol más importantes del mundo.

Desde sus comienzos, la saga Pro Evolution Soccer se caracterizó por contar con una lista de jugadores legendarios. En esta edición 2017 los elegidos fueron aquellos que formaron parte del club catalán. Además de la figura de Maradona, Juan Román Riquelme, Ronaldo, Gary Lineker, Edgar Davids, Ronaldinho, Rivaldo o Marc Overmars son algunas de las estrellas seleccionables para que los gamers despunten el vicio en las consolas y la PC.

Fuente: Clarin