Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

El Sumo Pontífice sufrió una caída cuando celebraba misa ante 300 mil fieles en el santuario de la virgen de Jasna Gora, en la ciudad de Czestochowa. Fue rápidamente asistido y no sufrió lesiones.

El tropezón del Papa se produjo apenas comenzaba la misa en el santuario de la Virgen de Jasna Gora -la más venerada por el pueblo polaco- y Francisco fue rápidamente asistido.

Si bien la situación provocó susto entre los presentes, fuentes Vaticanas confirmaron que el pontífice no sufrió lesiones y pudo continuar con la celebración con total normalidad.

La misa fue celebrada en italiano y traducida en forma simultánea al polaco.

Fuente: Telam