A raíz de una resolución publicada en el Boletín Oficial, la Jefatura de Gabinete de ministros, a cargo de Marcos Peña, quedó habilitada para usar las bases de datos de la Anses con el fin de llevar adelante sus “estrategias de comunicación”.

Ayer se publicó en el Boletín Oficial el convenio por el cual la Secretaría de Comunicación Pública, que depende del jefe de Gabinete, Marcos Peña, pasará a contar con la base de datos personales de la Anses para publicitar las medidas de gobierno.

A través de esta iniciativa, la Secretaría de Comunicación podrá mantener información actualizada y completa sin necesitar del “consentimiento” de los usuarios. El texto del convenio especifica que esa información consistirá en: nombre y apellido; DNI; CUIT/CUIL; domicilio; teléfonos; correo electrónico; fecha de nacimiento; estado civil, y estudios. El fin es segmentar por lugar de residencia, edad y otros parámetros.

Enseguida, usuarios de redes sociales encontraron polémica esta medida y manifestaron sus quejas, sobre todo a través de twitter. La medida también despertó quejas en todo el arco opositor.

“Es una barbaridad, es Orwell 1984”, dijo el jefe del bloque de diputados del FpV, Héctor Recalde –en referencia a la novela que detalla el control social a través del Gran Hermano– y adelantó que buscarán “realizar una cadena de amparos para que la Justicia frene el convenio y la utilización de datos sensibles porque se trata de una vulneración a la intimidad de las personas”. “Voy a hacer una presentación judicial. Viola el derecho de habeas data”, sumó la jefa del bloque de diputados massistas Graciela Camaño.

“Se debe priorizar la privacidad, porque el límite difuso entre el hostigamiento y la penetración en temas partidarios es peligroso”, aseguró la diputada socialista Alicia Ciciliani. “Me parece que deben ser datos protegidos, sólo usados por el Estado para fines de políticas de carácter social”, sostuvo Victoria Donda, de Libres del Sur. “Rechazamos que el Estado se apropie de los datos de las personas. Atenta contra las libertades democráticas e institucionales”, sentenció la diputada del PTS-FIT, Myriam Bregman.

“La Secretaría de Comunicación Pública de la Jefatura de Gabinete de Ministros, mediante sus unidades orgánicas, debe mantener informada a la población a través de diversas modalidades, que incluyen desde las redes sociales y otros medios de comunicación electrónicos, hasta el llamado telefónico o la conversación persona a persona, de forma de lograr con los ciudadanos un contacto individual e instantáneo”, dice la Resolución 166 publicada ayer y que da a conocer el convenio a través del cual la Anses pasará al ministerio que conduce Peña su base de datos con nombres y apellidos, domicilios, teléfonos y email de todos los registrados en la seguridad social.

“Resulta esencial para el Estado Nacional la identificación, evaluación y análisis de problemáticas o temáticas de interés en cada localidad del país, así como la comprensión y detección de variables sociales y culturales que permitan incorporar la diversidad federal en la comunicación pública”, dice la resolución en sus fundamentos.

Fuente: MinutoUno y Página12